oUTBR6zvJSM : :
Publicado el

Analisis Compumundo | De Zero a Cienn

MOMENTO COMPUMUNDO - ANÁLISIS: RE Zero HD Remaster

Volver a la home

Por: Malditos Nerds

En un nuevo análisis de Momento Compumundo exploramos una nueva remasterización de Capcom, una nueva de Resident Evil Zero

Casi exactamente un año despues del arribo de Resident Evil HD Remaster, Capcom vuelve con un nuevo ataque de nostalgia con la remasterizacion de otro titulo de la serie, Resident Evil Zero, la precuela lanzada de forma exclusiva en Gamecube a finales del 2002.

Mucho y poco ha cambiado en Resident Evil Zero HD Remaster desde la ultima vez que lo vimos en consolas. En lo que al aspecto tecnico refiere, el juego recibio el mismo tratamiento de alta definicion del titulo del año pasado: las nuevas texturas de los escenarios pre-rendereados y los personajes, y el audio remasterizado con soporte para Dolby 5.1, lo hacen sentir actual, pero contrastan terriblemente con las escenas pregrabadas, que tienen una compresion espantosa, y algunos objetos poligonales, como las puertas y las escaleras de las pantallas de carga, que no parecen haber cambiado desde la epoca de Gamecube.

Y justamente quienes quieran vivir una experiencia lo mas cercana posible a la original, podran optar por jugarlo en el formato de pantalla 4:3, de las viejas teles de tubo, y con los infames “tank controls”. La modernizacion, por su parte, tiene su precio: los nuevos controles en ocasiones nos hacen entrar y salir de un plano accidentalmente por el cambio de perspectiva, y la opcion de pantalla ancha panea la camara arriba y abajo para compensar el espacio vertical perdido, y puede generar que dejemos pasar algun item importante.

Ninguno de estos detalles afecta terriblemente la experiencia, y hasta cierto punto, son el precio a pagar por este tipo de proyectos.

Fuera de los cambios tecnicos y en las mecanicas, los que hayan jugado el original no encontraran demasiadas diferencias en esta remasterizacion, mas alla del “Modo Wesker”, disponible despues de completar el juego por primera vez. En este modo, Wesker toma el lugar de Billy Coen, uno de los protagonistas, aunque con los poderes que le conocimos en Resident Evil 5, como Shadow Dash, que nos permite correr muy rapido y llevarnos puestos a los zombies, y Death Stare, que tras una descarga de energia decapita a cualquier zombie cercano. Es un delirio definitivamente no-canonico, pero un buen incentivo para volver a revivir la campaña, que dura unas ocho horas.

Pero no piensen que esas ocho horas son un paseo. Resident Evil Zero es un juego duro, bien de vieja escuela, que conserva muchos de los vicios de la serie. Los recursos y el espacio de carga limitados fueron las bases de la tension y las decisiones dificiles de los primero Resident Evil, y Zero no es la excepcion. Saber evadir conflictos es fundamental, porque no faltaran situaciones en las que, durante un enfrentamiento con un jefe, nos encontremos sin municion. El manejo del inventario, por su parte, sigue siendo un parto, aun cuando tenemos la posibilidad de soltar items en cada lugar e intercambiarlos entre los personajes. Y las nefastas maquinas de escribir se sienten mas arcaicas que nunca.

Pero nuevamente, estos puntos negativos son propios de un titulo que llega a casi 14 años despues sin cambios en sus mecanicas. Los puristas los agradeceran, pero aquellos que prefieran una experiencia un tanto mas moderna, quiza los encuentren irritantes.

La gran caracteristica de esta entrega, la ultima antes de Resident Evil 4, que cambio la serie para siempre, es la presencia de dos personajes (Rebecca Chambers y el mencionado Billy Coen), y la posibilidad de alternar entre ambos. Rebecca y Billy tienen sus propias caracteristicas: ella puede mezclar hierbas, y el empujar objetos pesados y recibir mas daño, y el juego hace un buen trabajo obligandonos a utilizarlos de forma estrategica.

La progresion tambien es uno de los puntos altos. El juego comienza en un tren, con un par de niveles necesariamente lineales, antes de lanzarnos en los ambientes mas abiertos y rebuscados, donde los puzzles y enemigos aumentaran en dificultad a un buen ritmo.

La historia, sin embargo, es flojisima e inconexa, y aunque estamos acostumbrados a las infames actuaciones de voz, Zero alcanza puntos altisimos en la escala de ridiculez. Esto tambien aplica a los enemigos, que se sienten, en su mayoria, como personajes descartados de otras entregas de la serie. Sin embargo, aunque en el 2016 Resident Evil Zero no asusta ni a mi vieja, se las arregla, a fuerza de una buena direccion de arte, ambientacion, y la sensacion de inseguridad constante, para crear momentos de tension satisfactorios.


Resident Evil Zero HD Remaster, como su predecesor, no es un juego para todo el mundo. Apela a nostalgia de la serie y basa gran parte de su tension en una serie de mecanicas ya vencidas e irrelevantes en los tiempos que corren. Pero quienes sepan a lo que se enfrentan, encontraran un buen survival horror “de los de antes”. Y mucho mejor, uno que muy probablemente no hayan tenido la oportunidad de jugar hasta ahora.